Cirugía Plástica y Estética: 17 Recomendaciones para la Vista Médica

En muchas ocasiones los paciente se encuentran ante situaciones inesperadas, con diagnósticos que asustan y cambian de forma brusca la actividad del día a día. Ocurre que deben acudir al médico y son presa de un manojo de nervios, están asustados y no consiguen tener una buena comunicación con los médicos debido a una situación psicológicamente desbordante. A veces no se logra establecer una buena comunicación con los profesionales sanitarios, y otras veces aunque los pacientes reciben la información, es posible que no la recuerden por completo, o que falten  detalles del procedimiento que se va a realizar.


La imagen muestra un ordenador y un fonendoscopio, ambas herramientas típicas de la medicina actual.


¿Qué podemos hacer para mejorar la visita médica?


Existen algunos trucos que podéis utilizar para mejorar la experiencia de la visita médica y sacarle el máximo rendimiento. Vamos a repasarlos.

1. Respire dos veces antes de entrar: parece obvio, tomar la respiración e intentar tranquilizarse antes de la visita. Es importantísimo, pero en muchas ocasiones se escapa de nuestras manos. Todos hemos sido presa de los nervios alguna vez, y todos somos conscientes, tanto los pacientes como los profesionales, de que esto ocurre de forma natural.

2. La presencia de un familiar siempre es beneficiosa. Permite dar apoyo al paciente, pero además, siempre existe la posibilidad de que entiendan mejor la conversación. Ambas pueden escuchar la información y entender o aclarar lo que se haya comentado. Además, el familiar puede anotar la información, dudas o preguntas que surjan, ya que el paciente ya tiene bastante con su propio proceso. El familiar siempre es una buena descarga para el paciente. Las palabras de apoyo de un familiar de confianza que sea tranquilo pueden ayudar en ese momento antes de la visita.

3. Trate de establecer una relación cercana con el personal de enfermería. En muchas ocasiones, los médicos trabajan bajo presión ya que tienen agendas completas, así que la disponibilidad de tiempo y por tanto de intercambio de información puede ser limitada. Para los pacientes puede resultar muy útil enlazar con el personal de enfermería, que quizás puede dedicarle unos minutos extra después de la visita. También puede ayudarle a aclarar las dudas y a concretar un poco más la información, en algún aspecto especial. También puede ayudarle a entender el la información en un lenguaje más cotidiano, ya que el lenguaje médico puede resultar excesivamente técnico. Además, es posible que se le ocurran nuevas preguntas transcurridos unos minutos después de terminar la visita médica, pequeños detalles, que pueden ser resueltos con la enfermera.

4. Pida que le hagan dibujos sencillos para entender mejor cómo se realizará la intervención. Incluso puede llevárselos a casa, le ayudará a recordar la información. También pida que en la medida de lo posible le enseñen las radiografías y pruebas de imagen y se las expliquen para también entender mejor su diagnóstico y la operación que le proponen. Esta es la manera más específica de obtener información sobre su proceso. Esto es mucho, muchísimo mejor que tratar de comparar su caso con otras experiencias que pueden aparecer en Google y que en cambio pueden no ser comparables.


La imagen muestra las cicatrices abdominales de una abdominoplastia
Este es un ejemplo de un dibujo sobre cómo se realiza una abdominoplastia.

5. Para entender de forma realista qué se pretende conseguir con su tratamiento, puede pedir información sobre otros pacientes así imágenes sobre otros resultados previos. Las imágenes pre y post operatorias de otros casos pueden ayudarle mucho.


La imagen muestra el efecto de la cirugía de párpados en el párpado superior. A la izquierda antes de operar, a la derecha después de operar. Sobra mucha menos piel y la mirada está mucho más despejada.
Ejemplo de imagen antes y después de cirugía de párpados

6. Cuando el médico o la enfermera le ofrezcan un teléfono de contacto o alguna otra vía (correo electrónico, etc.) no desaproveche la ocasión. Es una excelente oportunidad para contactar con los profesionales que se van a ocupar de usted, y le permite resolver dudas en los momentos más convenientes para ambos. Puede que el médico tarde en responder su correo, pero lo más probable es que encuentre el tiempo para hacerlo. Si no le contesta, o no establece vías de contacto, es muy difícil hablar con él/ella o pone barreras para el encuentro, mi recomendación es replantear la situación y valorar buscar profesionales más disponibles para usted.

7. Utilice los recursos que el equipo médico haya puesto a su disposición en Internet. En ocasiones los profesionales escriben información sobre los procedimientos en los blogs de su página web. Esos blogs contienen las preguntas y respuestas más frecuentes, incluso aunque parezcan insignificantes. Por ejemplo en nuestro blog ponemos por escrito la misma información que damos a los pacientes en la consulta, así los pacientes pueden reforzar la visita médica, la información, aclarar detalles y tienen además nuestro teléfono y correo electrónico disponible para que realicen las aclaraciones necesarias.

8. No se desoriente con Google.
Consultar en Google sobre su procedimiento puede terminar por desorientar a los pacientes. Y no me refiero a que la información sea errónea. Me refiero a que profesionales y pacientes aparecen en Google dando información y contando sus experiencias. Sin embargo no todos los pacientes tienen las mismas enfermedades ni circunstancias, por lo que la información que dan puede no ser aplicable de unos pacientes a otros. Distinguir este aspecto puede ser realmente complicado incluso para los profesionales, ya que incluso los pacientes con enfermedades parecidas pueden ser tratados de formas distintas. Por tanto mi recomendación es evitar búsquedas de información técnica en Google como primer paso. Es mejor buscar la información que el equipo médico que la atiende tiene publicada en Internet.

9. Conozca la opinión de otros pacientes atendidos por el equipo médico, puede pedirlo abiertamente. Siempre suele haber alguien de confianza que estará encantado de compartir con usted su experiencia de primera mano.
 Los comentarios en Internet pueden contener información real o también estar afectados por expectativas, así que es mejor evitar comentarios extremos. Lo normal es ocurra todo de forma normal.

10. Pregunte cuáles son todas las alternativas que hay para tratar su caso.
A veces es humano tratar de simplificar las situaciones para hacerlas más manejables. Sin embargo conviene no perder de vista todas las opciones. Sé que esto puede resultar complicado porque con los nervios y la ansiedad, a veces tener mucha información parece que nos deja la situación menos clara. Por eso recomendamos siempre venir acompañados por un familiar para ayudar en ese proceso.

11. Cuando existan diferentes alternativas, no tome la decisión al momento. Mi más sincera recomendación es esperar y respirar dos veces, otra vez ;-) Si existen diferentes alternativas, recoja claramente los beneficios e inconvenientes de cada una, y dedique tranquilamente un tiempo a meditarlo en casa. La situación en la consulta médica es estresante, y los pacientes no están en su ambiente. Tampoco tienen la obligación de tomar decisiones inmediatas. Tómese unas horas en casa para pensarlo tranquilamente, con su familia y allegados, personas de su confianza que le conozcan bien y le ayuden a tomar la mejor decisión informada para usted.


12. Valore todas las alternativas médicas, no dude en pedir una segunda opinión.
Siempre es bueno tener la mayor cantidad de información posible. Por supuesto esto no garantiza nada respecto al resultado, pero al menos sabremos que la decisión que se tomó fue de la manera más concienzuda. Tenga en cuenta, que para una misma enfermedad pueden existir diferentes tratamientos, y que no todos los médicos han tenido las mismas experiencias con los diferentes tratamientos. Por tanto, la información que le darán siempre contiene un elemento de experiencia personal. No interprete esto como una falta de congruencia o de profesionalidad. Sencillamente, como la vida misma, la realidad puede ser interpretada de múltiples maneras. Si pide varias opiniones, no intente llegar al punto medio, ya que tampoco es seguro que su caso esté en ese lugar. Cuando haya decidido quién quiere que sea su médico, aténgase a sus recomendaciones, y verá como normalmente logra los resultados esperados.

13. Antes de una intervención consulte si necesitará otras cosas, como rehabilitación o fisioterapia, busque dónde la puede hacer, suele haber centros cerca de los domicilios de los pacientes, más de lo que espera! También consulte si va a necesitar implantes, prótesis externas, fajas, prendas específicas, etc. consulte dónde puede encontrar las preferidas por su equipo médico. Normalmente le recomendarán las que mejor resultado han tenido en su experiencia.

La imagen muestra una selección de prendas para después de liposucción.
Prendas de cirugía estética: liposucción


14. Pregunte los tiempos
de recuperación, momento estimado del alta, cicatrización de heridas, cuándo le quitan puntos, cuando puede hacer vida en domicilio y cuando puede volver a trabajar y hacer deporte.

15. Pregunte la opinión a su médico de cabecera. Son profesionales que velarán por usted sin otros intereses. Le pueden dar una opinión independiente y valorar su situación general. SI tiene esta oportunidad, no la desaproveche.

16. No deje nunca preguntas por hacer.
 Si es necesario use apunte las preguntas en una lista. Es preferible resolver todas las cuestiones en la consulta. No desaproveche la oportunidad. Una vez resuelta la consulta y elaborado su plan, los profesionales suelen incomodarse cuando en la misma mañana de la intervención los pacientes plantean nuevas consultas, dudas, alternativas o qué intervención se va a realizar. Esto denota un defecto de la comunicación y una falta de maduración en su proceso, atribuible siempre a ambas partes de la interacción, tanto profesionales como pacientes, y que hay que evitar para no tener sorpresas desagradables. Una correcta información le permitirá aumentar las posibilidades de llegar a buen puerto.

17. Siga los consejos que le doy, son lógicos y están escritos desde el cariño. Y por supuesto no se olvide de traer sus informes, analíticas y pruebas, y si es posible acuda con ropa cómoda para facilitar la exploración médica.


Pida una cita con nosotros para tratar temas de Cirugía Estética. Telf 681332135
Dr. Luis Landín Jarillo
Cirujano Plástico, Madrid.




Pide cita para una consulta de Cirugía Plástica o Estética. Telf: 681332135. Web: luislandin.com Nota: la información incluida en este vídeo no sustituye a la consulta médica. Todos los contenidos son opiniones particulares del autor y carecen de valor contractual. Pida cita para consultarnos su caso concreto. Por este canal no respondemos dudas médicas. Los contenidos aquí presentados son válidos en la fecha de su publicación pero pueden dejar de serlo con el paso del tiempo y el avance del conocimiento. El gestor del canal no se responsabiliza del uso indebido de la información mostrada. Si tiene dudas pida cita en el 681332135.

Comentarios